¿Cuáles son las 10 sillas que se pueden considerar “grandes proyectos” del diseño?

¿Cuáles son las 10 sillas que se pueden considerar “grandes proyectos” del diseño?

Inspirados por los Grandes proyectos que pudimos conocer recientemente en Barcelona, nos hemos puesto a pensar en cómo a veces las cosas más corrientes son a su vez grandes proyectos que perduran. La magia del diseño está en poder resolver problemas aparentemente sencillos de una manera grandiosa y… ¡esto es lo que hacen estas sillas!

Para nosotros son los “grandes proyectos” del diseño de sillas, diez asientos que han marcado la historia del mobiliario. Y es que, la silla es un objeto muy difícil de diseñar:

 “La silla es un objeto muy difícil. Todos los que han intentado hacer una lo saben. Hay infinitas posibilidades y muchos problemas; la silla tiene que ser ligera, fuerte, cómoda. Casi es más fácil construir un rascacielos que una silla”. – Mies, 1930.

Hill Chair  de Mackintosh

Esta silla, con un poderoso efecto decorativo, fue diseñada por Charles Rennie Mackintosh a principios del siglo XX. Más de un siglo después sigue teniendo una imagen muy actual. Como buena pieza modernista, tiene inspiración geométrica y oriental.

Su nombre se debe a la casa para la que fue diseñada originalmente, la mansión Hill House en Helensburgh, Escocia. Con un alto respaldo en forma de escalera y aires geométricos y orientales, como buena pieza de art decó, hoy se comercializa en distintos colores y aporta personalidad a cualquier espacio.

1

Wiggle Side Chair de Gehry 

Aunque en los últimos años se han presentado los muebles de cartón como una alternativa ecológica al plástico, ya en los años 60 se presentó el cartón como una alternativa ligera y económica a los muebles tradicionales. Uno de los mejores ejemplos es esta silla Wiggle de Frank Gehry, diseñada en 1972 con cartón corrugado, extraordinariamente resistente.

Es parte de una colección de muebles creados con este material, según el propio diseñador “un poco por casualidad” al encontrar cartón a la puerta de su estudio. Cuando la silla alcanzó popularidad y se revalorizó, el autor la retiró, ya que uno de sus principales objetivos era que fuese económica.

2

Tulip Chair de Eero Saarinen 

¿Flor o copa de vino? Esta silla diseñada para la empresa Knoll en los años 50 es todo un clásico del diseño industrial. Su estructura en aluminio y fibra de vidrio fue toda una innovación en su momento, aunque la idea inicial de su autor era hacer toda la silla de fibra de vidrio siguiendo su máxima minimalista de “una pieza, un material”:

Protagonista de la serie Star Trek, todavía hoy es una de las sillas más populares en la decoración futurista.

3

Silla Barcelona de Van der Rohe 

Esta silla fue diseñada para el pabellón de Alemania de la Exposición Internacional de Barcelona en 1929 y además de por su diseño destaca por el innovador uso del acero cromado, un material que no había sido utilizado hasta entonces.

La Bauhaus se tomó como un reto particular el simplificar las sillas y en este caso, Van der Rohe y su colaboradora Lilly Reich lo consiguieron creando esta silla minimalista de estructura de acero cromado y cojines de cuero de bovino.

Convertida en un icono del diseño, hoy se pueden encontrar gran variedad de fabricantes de la silla Barcelona en el mercado, aunque una única empresa es tiene el diseño original.

4

Sillón Egg de Jacobsen 

Diseñado específicamente para un lujoso hotel en Dinamarca, este sillón de grandes dimensiones se inspiraba a su vez en el sillón Womb de Eero Saarinen.  Para diseñar este sillón el autor realizó varios modelos antes en arcilla, como una escultura. Jacobsen pudo así poner en práctica sus teorías de integración entre arquitectura y diseño.

Es un diseño que permite crear espacios de privacidad, algo que valoran los diseñadores de interiores. A pesar de que quedan muy pocas unidades del original, existen réplicas que siguen siendo muy cotizadas.

5

Silla Rojo/Azul de Gerrit Rietveld

Buscar la belleza en la sencillez era uno de los objetivos de Rietveld a la hora de diseñar esta silla. Para ello y basándose en la filosofía del movimiento De Stijl de integración de las artes. También toma de este movimiento los colores.  Sencillez, matemática y geometría y una innovadora concepción del espacio para crear una pieza depurada armónica. Eso sí, esta silla está pensada más como un elemento decorativo que como un mueble funcional.

6

Cube Chair de Le Corbusier

La silla cubo, también conocida como LC2, es una de las grandes aportaciones de Le Corbusier al diseño de mobiliario.  Su mayor innovación es la utilización de nuevos metales en los diseños domésticos, ya en 1928. Se puede considerar la precursora de las sillas modernas, marcó con un diseño racionalista el devenir de las sillas.

7

Silla Eames Plastic 

De fibra de vidrio y en una sola pieza, la silla diseñada por Charles y Ray Eames en 1950 pretendía dar respuesta a lo que cualquiera busca en una silla: simple, bonita y cómoda para cualquier tipo de cuerpo y cualquier espacio. Y muy importante para los diseñadores: a un precio económico.

Esta icónica silla estuvo sin fabricarse varios años, cuando se descubrió lo contaminante de la fibra de vidrio y hoy se fabrica en polipropileno, 100% reciclable y más resistente.

8

Silla Zig Zag de Gerrit Rietveld

Esta silla tiene un diseño ajustado a la época en la que fue creada, el duro periodo entreguerras. Sencilla en formas y con un solo material, es una respuesta a la recesión imperante: la silla reducida a su mínima expresión, 4 piezas unidas por un sistema de articulación. Simple y sin patas, esta silla que combina innovación con austeridad se ha convertido en una pieza de museo demostrando una vez más que en diseño menos es más.

9

Silla Paimio de Alvar Aalto

 La silla Paimio, también conocida como silla 41 es otro diseño hijo de su tiempo: en los años 30 la tuberculosis era un grave problema y esta silla, orientada al descanso y la sanación, fue diseñada por Alvar Aalto para el Sanatorio Paimio, en Finlandia.

Está fabricada en una sola pieza: la lámina de abedul que la compone se dobla inspirada por los esquís gracias a una técnica patentada por Alvar Aalto.

10

Y  en Ofita, después de más de 45 años dedicándonos al diseño de mobiliario de oficinas, también tenemos nuestras propias sillas míticas:

Silla Iroha

La silla Iroha, diseñada por Isao Hosoe quiere ser un objeto que haga más fácil la vida del usuario maximizando su energía y cuidando su salud. Es imposible sentarse mal en la silla Iroha. Es una silla de oficina ligera y con un diseño llamativo.

Esta silla aporta comodidad y se adapta a diferentes espacios, desde salas de reuniones y espera, a espacios operativos y ejecutivos.

11

Silla Mimosa

Esta silla, ideal como silla confidente o para reuniones informales. La silla Mimosa es vanguardista y envolvente ha sido diseñada por Aitor García de Vicuña. Es una silla que invita al juego, a la interacción y a la colaboración. Se elabora con cuerpo de madera termo-conformada y una base central hecha para dar respuesta a las necesidades funcionales y estéticas de diversos espacios.

12

Silla Nexa

Con un diseño armónico que transmite una imagen ligera y atractiva, nos permite crear espacios modernos y flexibles. Es una silla perfecta como silla de confidente, pero también para aulas de formación y salas de conferencia. Sus formas puras y equilibradas están inspiradas en las formas del iMac y tiene muchas posibilidades de adaptación.  Se ha convertido en una de las sillas icónicas y podemos decir que ha saltado a la “estantería de la fama” del diseño de oficinas.

13

 

2015-11-30T13:00:37+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

¡Contacta con nosotros!
Referentes en diseño y equipamiento de espacios de trabajo y colectivos desde 1969.