Certificación WELL, oficinas diseñadas para la salud y el bienestar de las personas

Certificación WELL, oficinas diseñadas para la salud y el bienestar de las personas

Palabras como sostenibilidad, eficiencia energética o diseño ecológico son cada día más comunes en el mundo de la arquitectura. La concienciación y el respeto por el medio ambiente están ya interiorizados, y certificaciones como LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), desarrollada por US Green Building Council, miden la sostenibilidad de las edificaciones basándose en criterios como el uso eficiente de la energía, la calidad ambiental, el emplazamiento de los proyectos, etc.

Estas buenas prácticas suponen un gran avance en el sector de la construcción y la arquitectura; sin embargo, no podemos olvidar que los edificios son habitados por las personas, y su salud y bienestar son también primordiales. Surge así la certificación WELL, que pretende dotar a la salud y al confort de un lugar protagonista en las prácticas de construcción.

 

 

Certificación WELL, el primer estándar enfocado en la salud y el bienestar de las personas

La certificación WELL reconoce la relación entre los edificios y sus ocupantes abordando siete conceptos clave relacionados con la salud humana en el entorno: aire, agua, alimentación, luz, ejercicio, confort y mente. Podríamos decir, entonces, que un espacio certificado WELL es aquel que puede contribuir a mejorar la salud de las personas, pues entendemos salud como el bienestar físico, mental y social del ser humano.

Conseguir espacios eficientes y agradables es una preocupación cada vez más generalizada entre las compañías. No es de extrañar que las empresas busquen espacios de trabajo saludables que logren ayudar a sus empleados a sentirse a gusto, pues está demostrado que cuanto más feliz es un trabajador, mayor es su productividad.

 

Espacios de trabajo para empleados felices

De hecho, más del 90% de los clientes de Ofita de los últimos 3 años subrayan que la felicidad de sus empleados ha sido una premisa de partida clave en el diseño y equipamientos de sus oficinas. Este porcentaje se reducía al 50% hace 5 años, y al 20% hace 10 años.

 

  • El 98,6% piensa que los trabajadores más felices son más productivos.
  • El 98% que desarrollan un mayor compromiso con la compañía.
  • El 51% considera que las empresas aún no están llevando a cabo suficientes políticas de felicidad laboral en su organización.
  • El 51,7% estima que la felicidad laboral no es una moda pasajera, sino que es un aspecto de Recursos Humanos que llegó para quedarse.
  • Para el 53%, la razón principal de bienestar es una oficina con diseño abierto y social.
  • Un 95% de las empresas que se preocupan por la felicidad de sus empleados tienen zonas de descanso/ocio habilitadas para sus empleados.
  • El 88% promueven una cultura laboral colaborativa, con nuevas formas de trabajo y espacios comunes.

 

Fuentes: HP Workplac;Workplace Happiness Report; State of the global Workplace; IOpener Institute de Oxford;  “Happiness and Productivity” de la Universidad de Warmick

 

Un diseño centrado en el ser humano

Los espacios con la certificación WELL se suponen con el potencial de agregar un valor efectivo a la salud, el bienestar y la felicidad de sus usuarios. Un activo que cada vez está cobrando más importancia en el seno de las organizaciones.

Este estándar se basa en una revisión exhaustiva de investigaciones realizadas sobre los efectos de los espacios en los individuos, identificando más de 100 indicadores de desempeño, estrategias de diseño y políticas que los propietarios, diseñadores, arquitectos, ingenieros y operadores de los edificios pueden implementar.

Entre ellos, nos encontramos la ergonomía (ergonomía visual, regulación de la altura del escritorio, flexibilidad de los asientos…), el confort térmico, las barreras de sonido, los espacios adaptables, el diseño de la iluminación visual, etc.

 

Niveles de certificación WELL

La certificación WELL, o como se conoce en Estados Unidos, el WELL Building Standard, es de aplicación voluntaria. Garantiza el análisis y validación del grado de bienestar según estos indicadores mencionados con anterioridad.

Dentro de cada concepto (aire, agua, alimentación, luz, ejercicio, confort y mente) existen una serie de precondiciones -obligatorias para conseguir la certificación- y optimizaciones que deben ser cumplidas. En base a la puntuación total obtenida se adquiere una puntuación WELL:

  • Puntuación Plata (5 – 6): significa que se cumplieron todas las características obligatorias.
  • Puntuación Oro (7 – 8).
  • Puntuación Platino (9 – 10): comprende también las optimizaciones no obligatorias.

El objetivo no es otro que incrementar los niveles de salud, bienestar y motivación de los usuarios, creando espacios eficientes y sobre todo agradables para el trabajo. Debemos tener en cuenta que la gran mayoría de proyectos registrados para la obtención de esta certificación en todo el mundo se centran en los espacios de oficinas.

 

2019-01-23T15:04:34+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies